341 veces visto

El período seco entre enero y febrero permitió que en medio del Fenómeno de La Niña aún presente los cafetales tuvieran el estrés hídrico que ha dado paso a floraciones en varios municipios, explicó el Representante por Caldas en el Comité Directivo y Nacional de la FNC, Eugenio Vélez Uribe. Sin embargo, persiste el temor por la “puntilla” en las ramas que podría estropearse con las lluvias.